LINA MORGAN
     
Imagen
 
TEATRO LA LATINA | LINA MORGAN | COMEDIAS Y MUSICALES EN LA LATINA | HISTORIA | Fotos
 
LINA MORGAN
   
 
LINA MORGAN :
ÁNGELES LÓPEZ SEGOVIA, "Lina Morgan", nació en Madrid el 20 de marzo de 1937. Especializada en la creación e interpretación de personajes cómicos. Sin duda alguna, su nacimiento en el castizo barrio madrileño de La Latina fue determinante en la forja del gracejo, el ingenio, los registros gestuales, la capacidad de improvisación, la habilidad lingüística y, en definitiva, todos los ingredientes que constituyen la poderosa vis cómica que ha adornado siempre a esta actriz singular.
Las limitaciones que afectaban a la economía doméstica de su familia impidieron que la joven Ángeles López Segovia completara los estudios primarios. Así las cosas, pronto se vio obligada a contribuir en el mantenimiento de la economía familiar, para lo cual se empleó, junto con su hermano José Luis, en la recogida callejera de cartones y envases de vidrio. Sin embargo, y a pesar de la escasa formación que había recibido, su inteligencia natural, su condición despierta y el tesón que animaba cada uno de sus proyectos lograron convencer a sus padres para que la inscribieran en unas clases de baile, aprobando así los proyectos artísticos que orientaron desde siempre la vida de su hija.
Apenas tenía trece años de edad cuando debutó como solista de baile clásico español, dentro de una compañía infantil llamada "Los Chavalillos de España". Un año después ya formaba parte del coro de una revista, género musical en el que, andando el tiempo, acabaría por convertirse en la mayor estrella de su tiempo, tanto en su condición de intérprete como en su calidad de empresaria teatral. Ya por aquel entonces se anunciaba bajo el nombre artístico de Lina Morgan.
Contaba todavía catorce años de edad cuando se embarcó en su primera gira artística, que la llevó hasta el "Teatro Pérez Galdós" de la capital canaria. De regreso a Madrid, se encontró con que la compañía en donde bailaba había decidido prescindir de sus servicios, por lo que recurrió a la recomendación de su hermano mayor (que, a la sazón, trabajaba en el Ballet Nacional) para conseguir un contrato en una sala de fiestas de la Gran Vía madrileña. Corría entonces el año de 1952, primero de una serie de ellos en los que la incipiente carrera de Lina Morgan habría de pasar por numerosas dificultades.
Pero al comienzo de la década de los sesenta, cuando su nombre ya era de sobra conocido en los ambientes musicales y teatrales de Madrid, Lina Morgan comenzó a desempeñar pequeños papeles en algunas películas. Enseguida le llovieron ofertas procedentes de varios directores y productores españoles . Y así, en 1962 rodó Vampiresas de 1930; en 1962, Objetivo, las estrellas; en 1963, Julieta engaña a Romeo; en 1965, Las que tienen que servir; en 1967, Soltera y madre en la vida; y en 1970, La tonta del bote, uno de sus trabajos más aplaudidos, junto con el espléndido papel que desempeñó en Una pareja distinta, del director zaragozano José María Forqué, en compañía del actor José Luis López Vázquez. Además, ha trabajado en el cine junto a cómicos de la talla de Toni Leblanc, Miguel Gila y Juanito Navarro -con quien protagonizó, en 1967, Escala en HI-FI, su primera serie para la televisión-. No es de extrañar, por ende, que ya en 1969 fuera galardonada con el Premio de la Popularidad.
Estos éxitos en el mundo del celuloide, reforzados por los papeles teatrales que seguía representando en Madrid (y divulgando luego, en giras, por todas las provincias), hicieron de Lina Morgan una estrella del firmamento artístico español, aupada y sostenida por un público incondicional que, poco a poco, iba apoderándose del repertorio de tics y personajes propios de la actriz, y exigiendo una y otra vez su puesta en escena. Advirtió entonces Lina Morgan que, lejos de experimentos o innovaciones, a esta legión de incondicionales debía ofrecerle siempre (tanto en teatro como en cine o televisión) el mismo esquema argumental y los mismos personajes básicos que esperaba encontrar en cualquiera de sus actuaciones, con lo que pasó a convertirse en una actriz encasillada que, lejos de cansar con sus reiteraciones, cada vez ganaba un mayor número de adeptos. Creó, a partir de este convencimiento, su propia compañía teatral, con la que debutó en el madrileño Teatro Barceló en 1979; y, a pesar de que esta primera aventura empresarial acabó en un rotundo fracaso, la tenacidad de Lina Morgan -y su convencimiento personal de que había dado con una fórmula infalible para colgar todos los días el cartel de "no hay billetes"- la animó a volver a presentarse en el Teatro de La Latina, en el que cosechó un sonoro triunfo con la revista titulada La marina te llama, que permaneció en la cartelera madrileña durante tres temporadas.
Al comienzo de la campaña siguiente presentó, en el mismo escenario, la revista musical Vaya par de gemelas; con este montaje no sólo colgó ininterrumpidamente el susodicho cartel de "no hay billetes", sino que batió todos los récords de recaudación en taquilla. Su profesionalidad, acrecentada por la devoción de sus fieles seguidores, la mantuvo sobre las tablas el día 8 de diciembre de 1982, fecha en la que el cadáver de su padre estaba de cuerpo presente. Ya por aquel entonces se había convertido en un fenómeno inusual dentro del mundillo del espectáculo artístico español, fenómeno que rebasaba los límites castizos del público madrileño para llegar hasta el último rincón de la Península, desde donde se organizaban excursiones a Madrid para asistir, como principal objetivo de las mismas, a las funciones de Lina Morgan en el teatro de La Latina.
Tras haber recibido, en el transcurso de aquel mismo año de 1982, el Premio "Miguel Mihura" (otorgado a la mejor actriz española) y el Premio Naranja (concedido por los periodistas españoles a la personalidad del año que con mayor simpatía les ha atendido), en 1983 estrenó en Valencia una nueva revista, siempre basada en su exitosa fórmula teatral, titulada Hay que decir sí al amor. De nuevo la masiva asistencia de espectadores colmó las expectativas de la actriz y empresaria.
Alentada por todos esos éxitos profesionales, despreció los malos recuerdos de su primera aventura empresarial y convenció a José Luis, su hermano y mánager, para que ambos hipotecaran todo cuanto tenían, con la valiente decisión de adquirir aquel teatro de su barrio y convertirlo en la sede estable de su propia compañía. Este sueño de Lina Morgan se hizo realidad en 1985, año en el que se le concedieron la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y la Medalla al Mérito Artístico -concedida por el Ayuntamiento de Madrid-, y en el que fue distinguida y homenajeada con la entrega del "Garbanzo de Plata".
En 1987 estrenó en su teatro de La Latina la revista El último tranvía, dirigida por Víctor A. Catena, que, tras permanecer en cartelera hasta 1991, dejó un balance de dos millones de espectadores. Su siguiente revista, Celeste no es un color (original de Roberto Romeo) causó tal conmoción que arrancó las lágrimas de la propia actriz, sobre las tablas, en medio de una atronadora ovación. Estos logros profesionales venían refrendados por el éxito empresarial, como lo confirma el nombramiento de "Empresaria del Año" que, en 1989, recibió por parte de la Cámara de Comercio.
Además de los numerosos galardones y homenajes ya mencionados, Lina Morgan ha sido distinguida también con el Premio "Fotogramas de Plata" a la mejor actriz de 1989, y con el Premio Empresa y Economía de 1992, por su labor empresarial al frente del teatro. En 1999 le fue concedida la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes
OBRAS INTERPRETADAS :
Los Chavalillos de España
Teatro Pérez Galdós – Canarias- 1950

Una chica que promete
Sala de Fiestas La Parrilla del Rex- Madrid - 1953

La Petra - 1953

La Niña - 1954

Maridos Odiosos
Teatro Alcázar – Madrid – 1955

El chaval de las vistillas – 1956

El Manguero - 1957

Un matraco en nueva Yorck
Teatro Alcázar- Madrid – 11.7.1959
Con: Manolo Gómez Bur y Maruja Baoldoba
Compañía : José Muñoz Román

El gato celoso
Teatro Maravillas-Madrid-16.1.1960
Con: Ángel De Andrés y Antonio Casal

Boeing , Boeing
Teatro Eslava – Madrid – 1961
Con : Juanjo Menéndez

Éste y Yo, S. L
Teatro Calderón- Madrid – 1961
Con: Tony Leblanc y Miguel Gila , Katia Loritz y Lina Morgan
De: Toni Leblanc
Compañía : Leblanc – Gila

El Conde de Manzanares
Teatro Martín-Madrid- 20.2.1962
Con : Antonio Garisa

Todos contra todos
Teatro Calderón-Madrid-5.10.1962

Un aprendiz de marido
Teatro Alcázar-Madrid-13.2.1964

Apuesto por Los presupuestos
Teatro La Latina- Madrid– 1965

La chica del Gato
Teatro La Latina-Madrid – 1966

Risas , humor , juerga y tragedia
Teatro La Latina – Madrid – 1967

La Rompe Platos
Teatro La Latina- Madrid- 13.5.1968

La chica del barrio
Teatro La Latina – Madrid – 1969

La blanca doble
Teatro La Latina – Madrid – 1970


¡Un, dos, tres ... cásate esta vez!
Teatro Rufaza – Valencia – 22.12.1972

Pura. Metalúrgica
Teatro Principal – Castellón – 20.10.1975
Teatro Barceló – Madrid – 17.11.1975

Casta ella , casto él
Teatro Barceló – Madrid – 3.12.1976
Teatro Principal- Valencia – 9.10.1977

La marina te llama
Teatro Barceló – Madrid – 2.12.1977
Teatro La Latina – Madrid – 1979

¡Vaya par de gemelas!
Teatro Princesa- Valencia – 20.11.1980
Teatro La Latina- Madrid- 8.12.1981
Teatro Apolo – Barcelona- 15.12.1982

Sí, al amor
Teatro Princesa – Valencia – 25.11.1983
Teatro La Latina – Madrid- 21.1.1985

El último tranvía
Teatro Apolo- Barcelona – 27.10.1987
Teatro La Latina – Madrid – 8.11.1987

Celeste ... no es un color
Teatro La Latina – Madrid- 7.11.1991

Si ... pero... no
Teatro La Latina – Madrid – 14.9.1999

Eloisa está debajo de un almendro
Teatro Español – Madrid- 2001